.
  Zooterapia
 

¿Qué clase de animales se utilizan?

En Zooterapia se puede trabajar con caballos, delfines y animales de granja, pero a nuestro parecer, el perro es el animal que posee las mejores condiciones para desarrollar las actividades que comprenden la Zooterapia y así lograr los resultados beneficiosos. El perro es un animal ideal debido a sus características: su incondicionalidad, su fidelidad, su facilidad para aprender y fundamentalmente por el cariño que brinda. Un perro jamás hará diferencias por edades, por capacidades físicas o psíquicas o por como luce la persona, en cambio siempre entregará todo su afecto. Nunca una persona se sentirá frustrada en la relación con un perro.
A los perros que trabajan en Zooterapia los llamamos Coterapeutas. Cualquier perro puede desempeñar el rol de Zooterapeuta, siempre y cuando cumpla con ciertos requisitos necesarios para llevar a cabo ese rol. No es necesario que el perro sea de raza, pero se debe asegurar que el trabajar de Coterapeuta no dañará la vida del animal. Existen, sin embargo, razas que por sus características se convierten en ideales para este tipo de terapia, por ejemplo: Labrador Retriever y Golden Retriever.

¿Quiénes son nuestros Coterapeutas?

Con nosotros trabajan dos Labradoras Retriever, una es de color dorado, se llama Blondie y posee un carácter más pasivo; Azul, es la otra Coterapeuta, su pelaje es de color negro y se caracteriza por una personalidad más activa.
A la hora de seleccionar los animales se debe tener en cuenta que cada uno tenga características específicas, como en este caso, Blondie y Azul poseen distintas personalidades una más pasiva, otra más activa, teniendo en cuenta que los pacientes que acuden a esta terapia muestran distintos gustos a la hora de elegir el perro con el cual trabajar.

¿Cómo se seleccionan los perros?


La selección de los perros en una primera instancia se hace a través de un test específico, el Test de Campbell, luego el Médico Veterinario realiza una prueba clínica que comprende examen de visión, audición y sensibilidad al dolor.
De esta forma se examina al animal de manera integral, siempre teniendo en cuenta que el futuro Coterapeuta percibirá las actividades a desarrollar como placenteras y no como castigo.

¿Qué clase de adiestramiento reciben los perros?

Los perros reciben un adiestramiento de obediencia básica y se los entrena a través del juego. Se los estimula para que nunca pierdan la capacidad de jugar.

¿Los perros de Zooterapia pueden morder?

No. Justamente la selección del animal y su posterior adiestramiento nos garantizan que los perros no van a morder o agredir a un paciente aunque por ejemplo les tiren de la cola o las orejas, o cualquier otra agresión posible.

¿Cuáles son las diferencias entre un perro mascota y un perro de Zooterapia?

Para comenzar diremos que no es lo mismo tener una mascota que hacer Zooterapia. Si bien las estadísticas revelan que tener un animal en casa es muy beneficioso para las personas que conviven con él, existen diferencias entre un perro mascota y un perro de Zooterapia.
Básicamente debe tenerse en cuenta que el animal no es terapéutico por sí mismo sin la intervención de un profesional idóneo que guíe el tratamiento, esto significa, que el perro Coterapeuta desempeñará las actividades que conducirán a lograr los resultados terapéuticos positivos específicos para cada paciente. Recordemos, además que no todos los perros cumplen con las características necesarias para ser Coterapeutas.
Es el Zooterapeuta el encargado de diseñar esas actividades, sin coartar la autonomía de los animales, que por el adiestramiento y cualidades innatas muchas veces saben cómo actuar en determinadas circunstancias.

¿Puede adiestrarse un perro de Zooterapia para tener en casa?

No, debido a que en primer lugar el adiestramiento que reciben nuestros perros jamás concluye ya que a medida que avanza el tratamiento se va adiestrando de acuerdo a las necesidades que vaya presentando el paciente. En segundo lugar, es el Zooterapeuta el que va guiando la terapia, en cada sesión se elabora un registro que permite la futura intervención a través de actividades previamente diseñadas.
El hecho de adquirir un perro Labrador o Golden Retriever no implica comprar un perro de Zooterapia, aunque sí puede ser beneficioso para la familia nunca será un Coterapeuta.

¿A quiénes va dirigida la Zooterapia?

Cualquier persona en general, puede beneficiarse con este tipo de terapia.
La Zooterapia está dirigida hacia todas las edades, se trabaja tanto en casos de estimulación temprana en los primeros años de vida, como con los problemas asociados a la tercera edad. También se puede abordar una amplia gama de problemáticas y patologías, se pueden tratar desde problemas de conducta o aprendizaje hasta patologías severas a nivel físico o psíquico. A su vez también problemas de estrés o hipertensión.
La experiencia demuestra que en particular, la Zooterapia es altamente efectiva en pacientes con autismo.

¿Cómo se trabaja con personas de la Tercera Edad?

En el caso de la Tercera Edad se llevan a cabo actividades más pasivas como por ejemplo: peinar a los perros, darles de comer o tomar agua, o simplemente acariciar al animal todo el tiempo. También se puede jugar arrojando chiches que los perros recogerán y entregarán en la mano de la persona, y en el caso en que fuera posible se pueden realizar caminatas tranquilas en compañía del animal.
Se ha comprobado científicamente que las personas mayores que poseen un animal tienen una mejor calidad de vida, presentan en menor frecuencia cuadros de depresión y se recuperan de las enfermedades con mayor rapidez y facilidad.
En la interacción con el animal se da y recibe mucho afecto, lo que hace que se considere al animal como un verdadero compañero, mejorando así la autoestima.
Muchas personas no tienen la posibilidad de contar con un animal en sus hogares, en este punto la Zooterapia brinda el espacio para tomar contacto con un perro más el tratamiento.

¿Qué sucede en el caso de las personas que sienten miedo o fobia por los perros?

Hemos tenido pacientes con fobia hacia los perros, estos pacientes superaron la fobia y hoy se encuentran trabajando en las sesiones sin problemas.

¿Qué se hace en el caso en que un paciente reaccione de forma negativa en la interacción con los animales?

En esos casos se da un tiempo determinado para que el paciente reaccione de forma distinta, si esto no sucede se concluye la sesión ya que cualquier reacción negativa no conduce a ningún resultado terapéutico positivo.

¿Cuáles son los aspectos científicos de la Zooterapia?

La explicación de por qué la Zooterapia es beneficiosa la podemos encontrar en el Sistema Nervioso Central, específicamente en el Sistema Límbico del Cerebro, que es el encargado de regular el componente emocional de la conducta. La visualización y el contacto con la naturaleza inducen la liberación de endorfinas a este nivel del Sistema Nervioso Central, generando así sensaciones de tranquilidad que distienden y gratifican nuestros procesos mentales. En general, cualquier contacto con la naturaleza es capaz de inducir este efecto, pero son aquellos seres que interaccionan con el hombre los que muestran los mejores resultados, este es precisamente el caso de los animales.
La Zooterapia es altamente beneficiosa y efectiva para aumentar la calidad de vida de las personas cualquiera sea su condición o patología, debido a que está comprobado científicamente que el acariciar a un animal mamífero produce efectos relajantes, disminuye la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria y la tensión arterial.
Al estar en contacto con un perro, por ejemplo, se producen situaciones de alegría y tranquilidad -entre otras- que facilitan la recuperación orgánica de enfermedades.

¿Cómo se trabaja en casos de autismo?

En lo que hace al autismo, la Zooterapia es altamente efectiva, y eso se puede percibir en los resultados que se obtienen en la práctica. Los perros logran romper el tipo de esquema fijo de comportamiento, cerrado, que dificulta la comunicación con los demás y que recluye a la persona con autismo en su propio mundo. La interacción con el animal, de esta forma, logra estimular la conciencia de la existencia del otro.
Se debe recordar que en la interacción paciente-perro el lenguaje que se pone en juego es un lenguaje no verbal, el perro es capaz de romper con un lengüetazo ese ensimismamiento que dificulta el contacto con el mundo exterior.


Más info en: 
http://www.zooterapia-campana.com.ar

 

 
  Hoy habia 2 visitantes (18 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Web Art Creation: Posterfilm * Diseño * Arte * Posters  4812134 posterfilm@adinet.com.uy